Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 14, 2017

Traductor

Un vagabundo +

Gritemos

Levanten las manos los deshederados,  los desamparados y desvalidos, los que se abandonan, los indefensos y los más desfavorecidos. ¡Que levanten sus dos manos! Que las levanten hasta llegar al mismo cielo. Y gritemos con ellos los honestos,  los honrados y los justos, que nos oiga el Cóndor,  allá en los cielos  y nos sientan las raices de los sabios Tejos. Gritemos y gritemos  que nuestras lágrimas se vuelvan fuego. Nuestro grito no es sanguinario ni fiero,  es grito de un corazón, de un corazón sincero. Sabemos que somos pocos  unos pocos guerreros, la espada que nos conduce  templada en las profundidades  del mar Egeo. ¡Grita con nosotros! Espíritus valientes, 

Historias XVI

Todo mi cuerpo se estremeció, una extraña sensación de placer y dolor, unos instantes sublimes... esa risa loca que me produjo Manuel.