Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

Traductor

Un vagabundo +

Melchor y el camello quebrado (Cuento de Navidad)

Miguel desenvolvió la última figurilla y la colocó con mucho cuidado en el Belen, en eso que Pablo su nieto tiro de su chaqueta para llamar su atención.- ¡Abuelo!  ¡Abuelo! cuéntame otra vez lo que le paso al camello de Melchor.El abuelo cogió del Belen al rey Melchor montado en su camello y se acomodó en el sillón orejero y mirando a su nieto, dulcemente inició el relato.Érase en un país muy lejano que tres Reyes Magos montados en sus camellos se dirigían, guiados por una estrella... En ese instante retorno a su niñez, tendría unos siete u ocho años, era el primer domingo de diciembre, el día que por tradición decorában la casa con los motivos Navideños y ponian el Belen, su padre descubrió que la figura del rey Melchor partida en dos, el camello había perdido sus patas para su disgusto, con el cariño que les tenía a todas las figuras, herencia de su familia. Un gran desconsuelo me asalto al ver rota la figura de mi rey preferido, llegaría con los regalos sin su camelllo.Mi padr…

“Ad galli cantus” El Canto del gallo (Cuento de Navidad )

Como cada Nochebuena las calles se vacían y el silencio es solo roto por los atronadores petardos, para la diversión de chiquillos y el disgusto de los animales domesticos. Linda, la perrita de Teresa tiembla bajo la mesa camilla donde Natividad, la madre de Ernesto se encuentra ensimismada mirando el plato de sopa ya casi fría. - ¿Mama no quieres más sopa? - Te estamos esperando, es casi la hora de marcharnos a la parroquia para la Misa del gallo. El rostro de la octogenaria se ilumina al oír esas palabras y una mueca dibuja una serena sonrisa, dando a entender alzando las manos que no quiere más sopa. Salen del portal entonando un popular villancico, entrelazan todos sus brazos, ocupando toda la calle en dirección a la parroquia. Ernesto acerca su hombro al de su madre en muestra de cariño, porque sabe la importancia de esta festividad para ella.Son los momentos de mayor lucidez de Natividad y una alegría para toda la familia, una tregua que por unas horas el "alzhéimer" l…

Ése amor

Donde los cuerpos se difuminandonde las palabras                               <<ya sobran>>donde la inmensidad se fundey la oscuridad ilumina,donde los días revientan                            <<la eternidad>>y el no-tiempo reposa.
Donde las almas florecen     donde no hay verdades ni mentiras,donde no hay como ni cuandodonde no hay amor                            <<con juramento>>
        Así es ese amor.

Espíritu encarnado

Son tuyos mis ojos
aliento y sed,
son tuyos mi piel
sudor y sangre,
son míos tu mirada
voluntad y deseo,
son míos tu carne
empeño y estirpe.
No hay mayor veneno que el olvido,
ni hay mayor poder que la voz,
la verdad camina sola
tejiendo la libertad,
no hay una auténtica libertad
sin la flama del Amor.
Amor espíritu encarnado
hoguera del renacimiento
a las vidas sacralizadas
en tierras...
que no son yermas.

Nubes Blancas

Nubes blancas de juventud,
siervo de pecados en portales oscuros
de paseos hacia lugares de inmortalidad
de la mano de amores y desamores.
El aire que respiro, mata las auroras,
mata y remata los recuerdos, que nunca fuerón.
Sabemos que no volverán las risas sin ti,
sabremos que el final, lo deje, no sé dónde, se fue,
como vendaval otoñal.
Nubes blancas que no volverán...

La búsqueda

Como llegar a ti,
que mis pasos
sean sombras,
por mis pensamientos
no den nada,
y veinte mil noches
sin dormir,
por poder llegar a ti.
Que cada gesto
se vuelva suplica
y cada latido
la oración,
que mi boca
se quede seca
y la saliva...
el elixir,
todo por poder llegar a ti.
Que duro y frio
sea el invierno,
en las calles de Madrid
como un mendigo tirado,
en la boca un cigarrillo
y en el suelo el tetrabrik,
borracho de tanto buscarte,
afónico de tanto llamarte.
¡Dime, Dime!
Donde encontrarte
antes que la guadaña
de la muerte
quiera saber de mí.
No quiero andar descalzo
no te ocultes mentecata,
zapatillas de andar por casa,
no te burles más de mí,
andan tiradas por casa
corriendo detrás de ti.

Hay días...

Hay días como hoy
las soledades te encuentran
y el silencio te busca
y la palabra se calla.

Hay días como hoy
que andas cansado y mohíno
cual sonámbulo
sin brújula ni destino.

Hay días como hoy
el sol ni calienta ni brilla
y el ruiseñor no canta
su mejor canción.

Hay días como hoy
Sé, que hay días como hoy
encerrado en mi crisálida,
sabiendo que pasará
los días como hoy.

Entrelazados II

¡Todo belleza!
Todo ofrecimiento
y la ofrenda.
Karma y piedra,
cual otoños perdidos
todos conviven.
...y te vi llegar
grito del ahogado,
el relámpago.
 Vivimos juntos
entrelazamos mundos
... te imagino.

¿Donde esta Dios?
La mirada ausente
del moribundo.

Entrelazados

 Tierra de hombres
las fronteras las tiñe
viento y agua.

Viento humedo de pasado otoñal los recuerdos son... Dos alfileres sujetan las mentiras de los cobardes.  No sé de amor,mis dedos enredados en sus cabellos.

Lobotomía

Los buitres alzan el vuelo ... sobre la ciudadelaen noche de luna nueva al olor de una amorfía aberración,cadáveres descompuestos por diabólicas sonrisas,danzan al unisono con los pies descalzosy las cuencas vacías,maldecidos por las artes oscuras,blasfemando su libertad.Se arrancan la piel como acto de albedrío y sacrificio,los hilos son de acero, sostienen sus cabezas asfixiando su corazón,... de día duermen creyéndose ser la noche y la luna nueva el sol.Son creyentes de un nuevo díay de un nuevo sol,embalsamaron sus almasy lobotomizo su ser.Gente sencilla y corrientecautivas de Lucifer.

Salmuera

Voz poeticalas que brotaban de mí,... fueron lagrimas.


Son sables dulcesrecubiertos de ardor,matan el amor.



Hordas de gente y el otoño hierve España clama.





Dulces lagrimaslas gotas del alma míadesvelan todo.




dueños de la paz y reparten cuchillos  entre los pueblos.






Temen al hombre hombre y espíritu, ... rostro de niño.




A todos los lectores

Ante todo quisiera dar las gracias a todos los lectores del Blog.                           "El vagabundo de los sueños".El vagabundo ha viajado por los más dispares países delmundo empezando por España, Estados Unidos, Francia, Irlanda, Argentina, México, Rusia, Colombia, Alemania, Ucrania, Brasil, Portugal, Canadá, Chile,Venezuela y un sin fin de otros países.Muchas gracias amigas y amigos por perder un poco de vuestro precioso tiempo en la lectura de los poemas como de losrelatos de "Un vagabundo ".Un fuerte abrazo a todos.


San Antonio de la Florida

Suena la musica a lo lejos
al abrigo de la noche
entrecruzando miradas
jugando a ser mayores
y el santo de los noviazgos
a los zagales bendice.

Se juntan cuerpo con cuerpo
rozándose casi el alma
tan solo van apretándose
... muy fuertemente los dos.

Juntos el tiempo le lleva
por caminos y senderos,
nunca pisados por ellos
pero siempre les veras
jugar al juego que les unió.

Las canas los dos ya tienen
el tiempo no se detiene
no saben si fue amor
o la vida sacralizó.

No preguntes

No te sientas aflijida
por un amor perdido,
no preguntes...
Sí te amó
y cuantos de los latidos del corazón
fueron convertidos en palabras,
en palabras de melancólica canción.
Salta de nuevo al vació,
desabrochando los botones
uno a uno...
de ilusiones y esperanzas,
de nuevas esperanzas.
No preguntes,
no me preguntes...
Quién té volverá amar.
No te sientas aflijida
vuelve abrir los portales
al viento...
¡Al viento!
¡Al Amor!

Sala 23

Bip-bip, bip-bip, bip-bip.

Emilien Fatin Bourbao.
Jefe Cirujano en la unidad de trasplantes.
Hospital Saint-Louis (Paris).

Maldita sea, no llevó ni tres horas fuera del hospital, que desgraciado a muerto ahora.

Bip-bip, bip-bip, bip-bip.

- Hola Adèle, soy Emilien dime que es tan urgente.
- Doctor Fatin tenemos una posible donante de corazón para la señora Blanc,
ya se está preparando la sala 23, todo el personal llegará en una hora.
¿Avisamos al doctor Coté también?
-Si.
-Bien Adèle, voy para el hospital.

El doctor Fatin entró en la sala donde permanecen refrigerados los cadaveres,
como siempre tenía costumbre y ver el estado de los mismos.
Tiró con fuerza del cajón refrigerador y levantó la sabana que cubría el cadaver.
No podía ser posible, lo que sus ojos estaban contemplando, las piernas no le repondieron y cayó de rodillas.
Agarradose la cabeza con sus manos, un grito desgarrador resonó más allá de la sala.

-¡Colette, Colette, Colette¡

Colette era la mujer de su vida, la mujer que le partió el c…

Malos tiempos para el amor

Madre no me levantes,
no me levantes,
no quiero ver España
entre sabanas de espanto.

Madre no me despiertes,
no me despiertes,
no quiero andar por calles
entre proclamas y banderas.

Madre no quiero ver,
no quiero ver,
gentes gritándose
con ojos coléricos.

Madre déjame,
no me levantes,
no me despiertes,
no quiero ver España.

Cinco y sentidos

Ven recuéstate, crucemos las miradassin decir nada. Senos de nacar
esculpidos sin cincel,

sellan mí tiempo.
Bella sinfoníanota a nota tocas, cinco sentidos.-------  Senos de ceray recorren tus sombraspinceles blancos.-------Hazme el amorcuerpos sudorosos,rojo y fuego.-------Te esperaréun aullido de gozo,sabanas blancas.-------
Cabello negroy cuerpo de doncella,en viento cíñe.  Forma perfectadilatan las pupilas,curva virginal.
Sueño plácido,vendaval de pasión,solo te miró.-------Esperándotey mi cuerpo reclamaotras caricias.-------Sueño contigopared contra pared,eres mi único vicio.

Tres más uno

Manchas en papellos sueños son lúcidos,¡Derramé por fin! Camino claroentre árboles frondosos,todos observan.  Delante de mí, sigues como una sombra,eternamente.

Con fuerza

Dame otra vez tú mano,
entrelacemos nuestros dedos
y aprieta con fuerza hasta enrojecerlos. 
Manos que nos dan la bienvenida
o el adiós de despedida.
Manos al cielo
rogando que llueva
otras pidiendo clemencia.
Manos de laboriosos artesanos,
manos encallecidas
de viejos marineros.

Juntemos las manos
entrelacemos nuestros dedos
y aticemos los latidos al corazón.

Manos que se entregan
manos que marcan la piel,
manos que paran
y otras disparan.

Manos de nuestras madres
entre tirones de orejas y abrazos,
mano grandes, manos largas
manos de recien nacido
son las manos...

Dame otra vez tú mano,
entrelacemos nuestros dedos
y aprieta con fuerza hasta enrojecerlos.

Al pie del camino

                                         Ay! Pequeño guijarro,                                piedrecilla en senderos olvidados,                       sueñas con ser adoquin en calzada Romana,                           capitel o columna en la plaza de San Pedro                               y la mano del David de Miguel Angel.
                                        Ay! Pequeño guijarro,                           sueña en tu descanso de canto pelado.                    En la cima del Everest y el en muro de Adriano,                             ser un rostro en el Monte Rushmore                                    y la estela del cometa Halley.
                                       Ay! Pequeño guijarro                           deja de soñar eres piedra de camino,                                              ¡Eres piedra!                                 que en suelas te sueles clavar                              en caminantes que por senderos                                          n…

IMAGINARÉ

¡Imaginaré como canta el sol!

¡Imaginaré!

¡Imaginaré un planeta y lo llamaré Tierra!

¡Imaginaré!

¡Imaginaré los senderos de amor!

¡Imaginaré!

¡Imaginaré a ti mujer!

¡Imaginaré!

¡Imaginaré tú sonrisa!

¡Imaginaré!

¡Imaginaré nuestro amor!

¡Imaginaré!

¡Imaginaré mares de pasión!

¡Imaginaré!

¡Imaginaré las pa…

Más viento

Y gritaba con la cabeza erguida.

¡Más y más viento!

Entre afiladas espadas,
equilibrios,
con los calzetines zurcidos,
maldiciendo a todo dios,
mis desgracias...
mientras gritaba.
"Más viento o reviento!

Más por dentro...
voy soltando las amarras
de islas desoladas
por miles de guerras civiles.
Herido en unas o muerto en otras,
mientras gritaba.

"Más viento o reviento"

Salpicando las olas
mi torso desnudo
salto a lomos de las
tormentas.
¡Viento!
soy
viento.

Paraíso perdido

Ven y súbete a las más altas ramasOh!  Brisa fresca

Donde se fueron las letras
que escribí?
¿Llegaron a tí?
¿No?
¡Ya lo sé!
Volvieron donde las cogí.

Rayo verde al atardecer.
Así ocurrió.

Ven recuéstate crucemos las miradassin decir nada.

Cabezadas

Cuantas noches me muero,cuantas veces quiero dormir,cuando duermo, yo me muero,¡Aprendemos el morir!
Duermo con un ojo abiertoy las manos entrelazadas,la boca bien apretaday un libro que ponga fin.
Parece que me entra sueño,es la hora de dormir,lo dejó todo en su sitio,por si tengo que morir.
Que descansen ustedes,¡Yo me voy a dormir!¡Que bonito es dormir!Te entra sueño en el sueño.Sueños por los que vivir.
Anatta

Rastrojos

Surcos madurosremarcan el tiempocaminos yermos.


                                            Todo o nada
                                       el juego de la vida¡Vamos juguemos!


                                      Ola temblorosa
                                     y al viento clama
                                    danzar contra ella.



Sol madrugadorla luna oscureces¡Bendecido eres! Oigo el cantoy los coros del bosqueen la mañana.

Cuéntame

Nunca guardo ni ahorro,hablo en alto mis silencios,bebo de ríos y arroyosy en charcos sucios los baños.
Camino de espalda
y a veces a saltos,de cabeza en cabezasobre sacerdotes y santos.
Los zapatos los malgasto
por andar cabeza abajo,mirando el firmamento arribay el infierno hacia abajo.
No esperó que lo comprendan
ni que hagan penitencia,las palabras se las lleva el viento,como el cuento de María Sarmiento.