Ir al contenido principal

Traductor

Un vagabundo +

“Ad galli cantus” El Canto del gallo (Cuento de Navidad )

Como cada Nochebuena las calles se vacían y el silencio es solo roto por los atronadores petardos, para la diversión de chiquillos y el disgusto de los animales domesticos.

Linda, la perrita de Teresa tiembla bajo la mesa camilla donde Natividad, la madre de Ernesto se encuentra ensimismada mirando el plato de sopa ya casi fría.

- ¿Mama no quieres más sopa?

- Te estamos esperando, es casi la hora de marcharnos a la parroquia para la Misa del gallo.

El rostro de la octogenaria se ilumina al oír esas palabras y una mueca dibuja una serena sonrisa, dando a entender alzando las manos que no quiere más sopa.

Salen del portal entonando un popular villancico, entrelazan todos sus brazos, ocupando toda la calle en dirección a la parroquia. 

Ernesto acerca su hombro al de su madre en muestra de cariño, porque sabe la importancia de esta festividad para ella.

Son los momentos de mayor lucidez de Natividad y una alegría para toda la familia, una tregua que por unas horas el "alzhéimer" les brinda.

                                    “Ad galli cantus”   

                                    El canto del gallo.

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 2 de Abril Google+ cierra

El 2 de Abril Google+ cierra, y se pone fin a esta red social desde el cual "El vagabundo de los sueños" compartia una parte de sus sueños.Así que a partir de ahora voy ha empezar una nueva etapa ampliando el contenido del Blog, incluyendo temas de la actualidad (Naturaleza, Ciencia, Terapia Naturales, Musica, Politica, etc) publicando estos temas como lo hacia en G+.Puedes seguirme en:https://elmisteriodelaunicaesencia.blogspot.com/Un fuerte abrazo a todos.

Al pie del camino

                                  ¡Ay! Pequeño guijarro,                          piedrecilla en senderos olvidados,                  sueñas con ser adoquin en calzada Romana,                  capitel o columna en la plaza de San Pedro                       y la mano del David de Miguel Angel.
¡Ay! Pequeño guijarro,sueña en tu descanso de canto pelado,en la cima del Everest y en el muro de Adriano,ser un rostro en el Monte Rushmorey la estela del cometa Halley.
¡Ay! Pequeño guijarro deja de soñar eres piedra de camino,¡Eres piedra! que en suelas te sueles clavaren caminantes que por senderos nadie suele habitar.
¡Ay! Pequeño guijarro,piedrecilla de otoño olvidado.

UN REGALO ENVENENADO

El viejo refrán :"A caballo regalado, no hay que mirarle el diente"Recomienda no ser muy exigentes con las cosas que obtenemos gratuitamente.Mi querida madre una mujer que nunca tira nada, siempre nos repite "por si acaso".Pero en esta ocasión, fue ella misma al desprenderse de áquel regalo, que lo calificó de "Regalo envenenado".Todavía persiste el olor por toda la casa, y eso que las ventanas llevan todo el día abiertas, y esto no ha sido lo peor.Anoche fue cuando todo empezó, lo que podíamos llamarla;La noche de "Mama, Mama, Mamados".Después de cenar empezamos a tener la visión borrosa y dificultad al hablar, imposible vocalizar palabra alguna y la incapacidad de mantener el equilibrio, y con terribles ganas de vomitar.Mi padre asustado llamó a urgencias en la creencia que algo de la cena estaba en mal estado, y nos habríamos intoxicado. Los servicios médicos llegaron y preguntaron por los síntomas, comprobando el estado de cada uno, de…

Haikus

Haikus

Escupo verdad
tierra contra cal viva
rojo asfalto.

... del corazón fue
la busqueda sin razón
en todo sueño.

El humo negro,
huevos de mil serpientes
son tus palabras.

Jesus me dijo:
niño mira el cielo
veras mi rostro.

Dos palabras
lleno el inframundo
mi yo contigo.

Haikus

Lloro al vientoverdades compungidasOh! Pueblos sordos.Bebamos aguaagua limpia y frescade manantiales.Qué dulce sabe aquel beso robado,mientras tú duermes.... una mañanael sol hablaba de ti,cuerpo de mujer.Quieren corromper...  historias de amores,  hombre y mujer.Buscamos sombras entre tus arenales,  lozana mujer.

Melchor y el camello quebrado (Cuento de Navidad)

Miguel desenvolvió la última figurilla y la colocó con mucho cuidado en el Belen, en eso que Pablo su nieto tiro de su chaqueta para llamar su atención.- ¡Abuelo!  ¡Abuelo! cuéntame otra vez lo que le paso al camello de Melchor.El abuelo cogió del Belen al rey Melchor montado en su camello y se acomodó en el sillón orejero y mirando a su nieto, dulcemente inició el relato.Érase en un país muy lejano que tres Reyes Magos montados en sus camellos se dirigían, guiados por una estrella... En ese instante retorno a su niñez, tendría unos siete u ocho años, era el primer domingo de diciembre, el día que por tradición decorában la casa con los motivos Navideños y ponian el Belen, su padre descubrió que la figura del rey Melchor partida en dos, el camello había perdido sus patas para su disgusto, con el cariño que les tenía a todas las figuras, herencia de su familia. Un gran desconsuelo me asalto al ver rota la figura de mi rey preferido, llegaría con los regalos sin su camelllo.Mi padr…

Haiku

Hordas de gente y el otoño hierve España clama.

EL VECINO

MICRO-RELATO DE BOLSILLO

Ya hace dos meses que me instalé en el nuevo apartamento para estar cerca del trabajo, ya no tengo que pegarme esos madrugones y soportar los terribles atascos para poder llegar a tiempo. Como cada mañana me encuentro en el rellano, mientras espero el ascensor, un vecino, que baja apresuradamente las escaleras, con semblante abatido, y que nunca suelta palabra alguna en nuestros encuentros mañaneros. Los buenos días es mi monólogo, espero que algún día reciba alguna muestra de buenos modales.  En todas la comunidades hay ese personaje mal educado, que no te mira ni a la cara. Al salir del ascensor en la puerta de entrada, un grupo de vecinos estaban charlando, me abrieron paso amablemente deseandome un buen día, recíprocamente lo correspondí.  Baje los cinco escalones y ese momento me gire hacia el portal donde seguían los vecinos y les pregunte si conocían bien, al vecino que unos minutos antes había bajado.  Uno de ellos dijo que solo había salido yo, igual…